LAS BAJAS IGUALES E INTRANSFERIBLES SON UNA MEDIDA MACHISTA


“Que la tramitación a ley de los permisos iguales e intransferibles haya sido aprobada por unanimidad total por todos los partidos del parlamento, es la prueba de que no es una medida con visos de cambiar nada fundamental, y desde luego no es en absoluto antipatriarcal ni anticapitalista” Patricia Merino

Se ha aprobado la propuesta de que la baja de paternidad sea de cuatro meses igual que la de la madre e intransferible, es decir, obligatoria. Se ha hecho en nombre de la igualdad y creo que la medida no puede ser más machista y adultocéntrica.

Porque da privilegios a los hombres y a las mujeres, que llevamos años pidiendo que aumenten la de maternidad, al menos hasta los seis meses que es lo que recomienda la OMS para las que eligen lactancia materna, no nos hacen ni caso.

Porque es meterse en la organización de cada familia a decidir lo que tienen que hacer. Otra vez diciéndoles a las madres lo que las hará libres y en nombre de la realización personal. ¿Y si a mí me realiza o me hace más libre quedarme cuidando de mi bebé que trabajando en una empresa?

Porque dicen que así las empresas contratarán igual hombres que mujeres. Eso va a seguir siendo igual, porque las que nos embarazamos, que no se olvide, somos nosotras, así que las empresas seguirán igual. Y si el problema es con las empresas, que tomen medidas hacia ellas, como incentivar que contraten mujeres embarazadas o penalizar que las echen, no contra las mamás y los bebés.

Porque dicen que eso es igualdad. Pero es que queremos equidad, no igualdad. Porque nosotras somos las que parimos y damos el pecho las que queremos y tenemos derecho a tener unas bajas dignas para hacerlo. Si se buscase la equidad, en vez de hablar de bajas de paternidad con un bebé de cuatro meses, se podría hablar por ejemplo de que el padre se cogiera esa baja en los años siguientes. La infancia es muy larga, hay que quedarse con el niño cuando está malo, llevarlo al médico, ir a reuniones escolares…

Porque se supone que todas las madres prefieren ir a trabajar que quedarse con un bebé de cuatro meses. Pues mira, habrá unas que sí y habrá otras que no. Pero legislar obligando a que te tengas que ir sí o sí, llorando y con el alma rota, es de todo menos feminista.

Porque nadie hace políticas sobre el cuidado de las personas mayores ni sobre quien limpia el baño o hace de comer y por eso nadie debería hacer política sobre quien cuida de los bebés.

Porque se está obviando completamente los derechos del bebé poniendo por encima el derecho de los adultos. El bebé tiene derecho a tomar el pecho y a estar con su figura primaria si esta así lo desea. Y aunque a muchas y muchos les pese, el bebé a quien necesita al principio es a su mamá o vínculo primario.

Porque seríamos el país de Europa con las bajas de paternidad más largas y las de maternidad más cortas. Otra vergüenza más.

Porque si fueran transferibles, como en los países más avanzados, cada familia podría decidir lo que mejor le conviene. 

Por todo esto estoy indignada. Abro debate.

Comentarios

  1. Es un tema muy delicado, y cómo todo, las cosas no son blancas o negras. Hay personas que dicen que es una medida que ayudará a que la sociedad sea menos discriminatoria con las mujeres, sobre todo el mercado laboral. Hay quien piensa lo que escribes más arriba. El caso es que a mí me parece que es necesario que los padres tengan una baja de cuatro meses, porque quédate tú sola en casa con un bebé de un mes sin ayuda. Y también me parece que se deben ampliar las bajas de maternidad sí o sí. Y respetar y proteger a aquellas personas (mujeres casi al 100%) que cuidan a sus hijos e hijas, no ya bebés, y que son ignoradas por la sociedad sin ningún reconocimiento. Pero no olvidemos que lo que a día de hoy te da derechos y protección es tener un trabajo remunerado, estar dentro del sistema. Puedo pensar igual que tú, pero no puedo dejar de decir también que el mundo es cómo es , y el mundo al que nos enfrentamos te deja indefensa si decides quedarte a hacer ese trabajo invisible que es cuidar a tus hijos y no estar en la rueda de producción. Por eso si esta medida beneficia la incorporación de la mujer al trabajo, tal cómo está el tema organizado hoy, pues sí es positivo, siempre desde el punto de vista laboral y de los adultos. Y esto es así, porque los niños necesitan a sus padres, pero también necesitan a sus padres trabajando para sostenerlos.
    Y abro otro debate, el tema de la solidaridad femenina, necesaria para el cambio pero inexistente. Las posiciones son enfrentadas entre las que piensan cómo tú, y las defensoras a ultranza de las bajas intransferibles, que además conforman el feminismo mainstream.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sí es un tema complicado la verdad. Y me parece genial que los padres tengan una baja de cuatro meses, y que se impliquen en los cuidados y que la sociedad no discrimine a las mujeres en lo laboral pero nunca a costa de los bebés y las mamás. Creo que hay mil formas diferentes y mejores de hacerlo que con la medida que han tomado. Como dices lo que te da derechos y protección es el trabajo, pero si empezamos a ver los cuidados como trabajo y a retribuirlos será la forma de que se dignifique y la mujer gane en derechos. Y yo creo que el debate dentro del feminismo es necesario, pero que sea para crecer y no para enfrentarnos. Un saludo!

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo,Rocío.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog