“Los hombres tienen miedo de que las mujeres se rían de ellos. Las mujeres tienen miedo de que los hombres las asesinen.” Margaret Atwood

El viernes es 8M, Día Internacional de la Mujer. He escrito varios post sobre feminismo porque los que me seguís desde hace tiempo sabéis que para mi es muy importante educar a los niños en igualdad.

Parece que está de más decirlo, pero siempre hay algún despistado por ahí que aún piensa que ya existe igualdad, que no hay por qué luchar ya o que las mujeres no sufrimos más por el hecho de ser mujeres.

Pero nada más lejos de la realidad. Ser mujer y niña significa que vivirás unas cosas solo por el hecho de serlo.

El primer recuerdo que tengo de haber vivido algo por ser mujer es de cuando tenía 8 años. (Estoy segura que me pasaron mil cosas antes). Nos disfrazamos para un baile del cole y la profe me maquilló. Un niño de mi clase me llamó puta. Me lo dijo porque yo era una niña.

Cuando tenía 12 años una profe me dijo que no podía ir con los pantalones tan cortos al colegio, que enseñaba mucho. Me lo dijo porque yo era una niña.

He tenido que escuchar cosasa como que calladita estás más guapa, que no haga eso que parezco un marimacho, que para presumir hay que sufrir, que quien bien te quiere te hará llorar…

Por ser mujer he tenido que aguantar muchas cosas que un hombre ni se imagina. Me han tocado en el metro, en la calle, me han acosado, me han perseguido, se han masturbado por la calle delante de mi, he sentido miedo yendo sola, he pensado al andar de noche que un grupo de chicos podía violarme (y cosas peores que no me apetece contar por aquí). Todo esto porque soy mujer.

Alguno podría pensar, pobre chica, le ha pasado de todo. Pero solo hace falta que preguntéis a cualquier mujer de vuestro alrededor, todas tenemos muchas historias como la mía, todas hemos sufrido alguna vez en nuestras vidas el machismo.

Las mujeres lo tenemos mucho más difícil en todo. No ocupamos cargos de poder, tenemos los peores salarios, morimos cada año asesinadas por nuestras parejas, sufrimos violencia machista, violencia institucional, violencia obstétrica, nos encargamos más de la crianza y de las tareas del hogar, sufrimos más trastornos alimentarios debido a la presión por la estética…. y podría seguir con muchísimo más. Y todo esto nos ocurre solo por ser mujeres.

Y yo, no quiero que mi hija por ser mujer tenga que pasar por nada de eso.

Por todo esto, nos vemos el viernes.

4 Comments

  1. Que bueno leer en un párrafo tan corto,tanta verdad.
    Gracias por compartir tus experiencias personales.
    Tus papis han hecho un gran trabajo contigo,más toooodo lo que tú has aportado.
    Tengo dos hijas,de 33 y 28 años.Les paso este blog para que lo lean.A mi me ha encantado.
    Gracias otra vez!

  2. Comparto al 100% tus experiencias (quien diga que no las tuvo o miente o prefirió olvidar) y que hay que seguir luchando, hoy más que nunca, parece que en cuanto avanzamos un poquito aparece la turba reaccionaria para volver atrás. Que las niñas crezcan y se desarrollen y sean mujeres libremente y en igualdad.

    1. Parece que hay alguien a quien no le está gustando nada que nos movilicemos. Están más rabiosos que nunca pero eso buena señal💪🏻

      Besos😘😘😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *