“El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos y no para ser gobernados por los demás.” Herbert Spencer

El domingo tenemos elecciones aquí en España. El panorama es bastante desolador y si hablamos de educación la cosa ya es para echarse a llorar.

De lo que más se está hablando es de garantizar plazas públicas desde los cero años. Es la GRAN propuesta de conciliación. No se han enterado de nada. Lo que las familias queremos, es más, lo que los niños necesitan no es un espacio público donde estar desde los cuatro meses. Lo que necesitamos son bajas de maternidad dignas. Pero claro, se me olvidaba, que para eso, no hay dinero.

Para las bajas de paternidad iguales e intransferibles sí. Pero de eso ya hablé en otro artículo. Podéis leerlo aquí. También tenemos que aguantar que haya partidos que quieran legalizar el alquiler de personas y la compra de seres humanos. Pero ese es otro tema que podéis también leer aquí.

Las ratios son algo que podría mejorar la práctica educativa considerablemente pero es una pena que no haya en ningún programa nada sobre esto. Con 8 bebés, 20 niños de dos años o 25 en primaria como imagináis, poco se puede hacer para que la calidad educativa sea más digna.

Nada de esto me sorprende, la verdad. Pero igualmente tendremos que votar lo menos malo, por defensa propia esta vez, porque nos jugamos mucho, pero yo en realidad no venía a hablar de esto.

Yo de lo que quería hablar es de por qué criar y educar son actos políticos. Todo lo que hacemos con un niño, la manera en la que nos relacionamos con él, le hablamos, como le tratan en el cole, qué hacen y por qué es política.

El sistema educativo, del que tanto me quejo (que no de los maestros) tiene una intención que va más allá de lo que cada profe desea inculcar a sus alumnos. Por eso es tan difícil ir en contra del sistema. Aun así se puede pelear desde dentro (hay mucha gente haciendo cosas maravillosas).

El sistema quiere personas que no sean críticas, que sean obedientes, que acaten las normas, que no reflexionen mucho, que no piensen… Esto le interesa bastante. Y de ahí, parte el modelo autoritario que normalmente encontramos en los colegios. Basado en premios y castigos, en el respeto a la autoridad, en no reflexionar mucho. En general tampoco se cuestiona nada de lo que se aprende, el alumno se limita a memorizar, a escuchar y a no hacerse demasiadas preguntas.

Además del sistema educativo ,tenemos otro modelo que hace exactamente lo mismo dentro de los hogares. El modelo de crianza tradicional. Que, sin mala intención quiero creer, están reproduciendo miles de padres sin saber que lleva a sus hijos al mismo destino. A ser personas dependientes de los que están por encima, inseguras, obedientes, con poca libertad y una gran falta de capacidad crítica.

Cuando dejas llorar a un bebé sin atenderlo estás colaborando a su sumisión y eso es política. Cuando castigas a un niño haciendo uso de tu poder estás haciendo política. Cuando chantajeas a un niño para que haga lo que tú quieres estás haciendo política. Cuando no le permites que te cuestione, cuando le exiges obediencia, que sea bueno, que no te contradiga, cuando no le dejas ser libre estás haciendo política.

No sé que pasará el domingo, la verdad es que creo que en materia de educación de poco servirá lo que ocurra. No podemos controlar lo que otros hacen pero sí podemos controlar lo que hacemos nosotros. Votar es necesario pero hacer política desde nuestras casas y aulas es urgente. No hace falta esperar al domingo, puedes empezar ya mismo.

OS RECUERDO QUE ESTE SÁBADO 27 DE ABRIL HAY TALLER DE NORMAS, LÍMITES Y LIBERTAD EN LEGANÉS, TENÉIS TODA LA INFO EN FACEBOOK, INSTAGRAM Y EN LA WEB. PARA APUNTAROS PODÉIS PONEROS EN CONTACTO CONMIGO POR CUALQUIERA DE LAS TRES VÍAS. ÚLTIMAS PLAZAS LIBRES.

Y si no queréis perderos ningún post, podéis suscribiros al blog para que os lleguen al correo. Podeís hacerlo aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *