Sobre Mi

Me llamo Rocío y soy mamá de una niña que se llama Mia.

Estudié magisterio de primaria e inglés. Más adelante realicé el grado de educación infantil.

He trabajado varios años en la escuela tradicional. Allí descubrí una gran cantidad de cosas que no me gustaban. Quise dejar la profesión pero finalmente decidí formarme en pedagogías alternativas.

Al principio todo me fascinaba, luego me di cuenta de que ni todas son iguales ni existe método perfecto. Creo que la clave se encuentra en seguir aprendiendo cada día. Es lo que intento hacer. A día de hoy sigo cuestionándome lo que hago y no doy nada por sentado. Pensar hoy una cosa y mañana otra creo que es sinónimo de crecer.

“Solo los imbéciles no cambian de opinión.”

Las pedagogías alternativas inevitablemente me llevaron a conocer la crianza respetuosa. Fue entonces cuando me desescolaricé y dejé de acumular títulos, para de manera autodidacta formarme en los temas que me interesaban. Pedagogía libre, porteo, unschooling, BLW, Pikler y movimiento libre…

Después tuve a mi hija, que es mi única y la mejor maestra que tengo ahora mismo. En estos últimos años me he dedicado a la formación del profesaorado y al asesoramiento de familias en temas de crianza y educación.

¿Por qué maestra de andar por casa?

Este blog nace con la idea de compartir mi recorrido desde la escuela tradicional hasta la desescolarización. Pretende ser un espacio de reflexión sobre la crianza tradicional, de análisis del sistema educativo y sus carencias, un punto de encuentro de gente que quiere hacer las cosas de otra forma, acompañando a los niños de una manera más respetuosa.

MI FORMACIÓN

  • Guía Montessori Casa de Niños. IMI.
  • Asistente Montessori. AMI. Valencia.
  • Postgrado de Pedagogía Waldorf. La Salle. Madrid.
  • Sexualidad infantil. Laura Perales.
  • Desescolarización interior. Laura Mascaró.
  • Pedagogía Pikler. Eduardo Rodríguez.
  • Resolución de conflictos.
  • Normas y límites.
  • Acompañamiento emocional.
  • BLW.
  • Educación activa.
  • Sueño. Rosa Jové.