“Esto no es justo: Vosotros sois dos, sois mayores y no tenéis miedo, y dormís juntos, y yo soy pequeño, tengo miedo… y he de dormir solo.” FRATO

Aprovecho el revuelo que ha provocado la última guía que ha publicado el Hospital Niño Jesús, la cual es una auténtica barbaridad, sobre todo en lo que respecta al sueño infantil, para hablar de colecho.

Llaman trastorno del sueño a que las niñas tengan despertares (algo totalmente normal), con lo cual las familias parten de la idea equivocada de que a sus hijas les pasa algo y de que no duermen bien.

Promueven dejar llorar, no atender los despertares y demás crueldades, dejando el respeto, el sentido común y la evidencia científica muy de lado.

Pensaba que hacer un post sobre el colecho era demasiado absurdo con la información que hoy disponemos, pero me he dado cuenta que es todavía necesario recordar algunas cosas.

10 COSAS QUE TE DIRÁN SI HACES COLECHO

“No te vas a sacar a la niña de la cama nunca.” Claro, seguro que con 15 años quiere dormir conmigo.

“Así no podrá irse a dormir a casa de sus amigas.” A ver, si no se va es porque no quiere y no está preparada, duerma conmigo o en su habitación.

“Es más cómodo.” Cómodo es sacarte la teta sin apenas moverte y quedarte frita.

“Toda la vida han dormido las niñas en su habitación.” No señora, la mayor parte de nuestra historia han dormido con sus madres. Tener una habitación para cada miembro de la familia es un privilegio y una modernidad.

“Se tienen que acostumbran a dormir solas.” Dicen las adultas que duermen en pareja.

“Si yo lo digo por ti mujer, para que descanses mejor.” Gracias pero es que tenerme que levantar tres veces cada noche para mi no es dormir mejor.

“Si es que ellas también descansa mejor.” Pues mira no. Porque si tiene un despertar y estoy cerca, se vuelve a dormir rápido. Si tardo, entre que la oigo y voy, ya se ha desvelado.

“La estás haciendo muy dependiente.” No la hago nada, lo es. Nacemos así. Somos mamíferas y dormimos con nuestras crías. Porque lo necesitan.

“Ay, no sé, ¿y las relaciones sexuales?” Si tu vida sexual se basa en la cama mal llamada de “matrimonio” igual necesitas renovarte. Cama de invitados, salón, encimera… no sé, un poquito de imaginación.

“Yo eso no lo hago que es malo.” Miente la pobre que se acuesta sola pero se levanta acompañada de su hija que se le mete en la cama a las cinco de la mañana y que la deja ahí porque no puede con la vida.

OS RECUERDO QUE ESTE SÁBADO 30 ESTARÉ EN BARCELONA CON EL TALLER: NORMAS, LÍMITES Y LIBERTAD. EDUCAR SIN PREMIOS, CASTIGOS NI CONSECUENCIAS. INSCRIPCIONES ANTES DEL MIÉRCOLES MÁS INFO Y RESERVAS POR PRIVADO.

TAMBIÉN ESTÁN LISTOS LOS CURSOS ONLINE. PODÉIS ESCRIBIRME UN PRIVADO PARA MÁS INFO.

Y si no queréis perderos ningún post, podéis suscribiros al blog para que os lleguen al correo. Podeís hacerlo aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *