“Sería en verdad una actitud ingenua esperar que las clases dominantes desarrollasen una forma de educación que permitiese a las clases dominadas percibir las injusticias sociales en forma crítica” Paulo Freire

Mañana la mayoría de niñas en España empiezan el cole. Y la gran mayoría lo harán en escuelas tradicionales.

Me habéis pedido muchísimo que escribiera un post sobre qué se puede hacer cuando nuestras hijas van a escuelas “normales” y he querido empezar el curso con esto.

Primero y seguramente lo más importante es que nos quitemos el peso de la culpa de encima. Lamentablemente las escuelas alternativas, libres no son accesibles para todos por muchísimas razones. También es cierto que hay escuelas públicas donde está habiendo un gran cambio y personas geniales haciéndolo posible.

Aun así a veces nuestras peques tienen que ir a una escuela que no nos gusta mucho o no compartimos las formas de actuar de la profe que nos ha tocado. Os daré unos consejos que creo que os pueden ayudar a afrontar este nuevo curso con otra actitud:

1- Es fundamental que las niñas no normalicen la violencia. Gritos, castigos, manipulaciones y chantajes. En muchas escuelas se siguen utilizando estos métodos para educar. Hablad con las peques, explicadles que no merecen que nadie les haga eso. Que quizá la profe no sabe hacerlo de otra forma pero que eso no está bien. Que no se sientan culpables. (Es importante que se sientan seguros por lo que no se trata de hablar mal de la profe sino de lo que hace. Si criticamos a la persona que se supone debe cuidarlos podrían preguntarse por qué les dejamos con una mala persona.)

2- Creo que enfrentarse a las profes no ayuda. Podemos intentar hablar, dar argumentos, llevarles un artículo, regalarles un libro… Si te sientes atacado te pones a la defensiva. Así funcionamos. Habrá cosas muy serias que sí exigirán poner límites y hablar con quien haga falta. Por ejemplo: Obligar a comer.

3- Participar en el AMPA, juntarse con otras familias para intentar hacer cosas, exigir formaciones para el profesorado, compartir recursos… Juntas se tiene más fuerza.

4- Que las niñas tengan claro que las notas no importan, no dicen nada de quienes son. Los deberes no sirven para nada, podéis permitirles que no los hagan si no creeís en ellos y no quieren hacerlos. No tengáis miedo a decir lo que pensáis de verdad. Creo que hay que contrarrestar el mensaje que les llega desde el cole. Empaticemos: entiendo que el cole no te guste, entiendo que te aburras en clase y que te gustaría hacer otras cosas, a mi tampoco me gustaba (o sí),

5- Compensar en casa. El cariño que no han podido tener, la atención que no les han podido dar, el tiempo para hacer otras cosas. Que el cole no se convierta en el único lugar donde se supone que se “aprende”. Que puedan encontrarse, que puedan disfrutar de lo que de verdad les gusta y motiva y que jueguen lo que no han podido jugar.

¿Se os ocurre algún consejo más?

OS RECUERDO QUE DEBIDO A LA GRAN DEMANDA HE ABIERTO UN GRUPO NUEVO PARA EL TALLER DE SALAMANCA. SERÁ EL DÍA 4 DE OCTUBRE DE 17:00 A 19:00 Y EL 26 ESTARÉ EN LA RIOJA CON EL TALLER NORMAS, LÍMITES Y LIBERTAD. EDUCANDO SIN PREMIOS, CASTIGOS NI CONSECUENCIAS.

TAMBIÉN ESTÁN LISTOS LOS CURSOS ONLINE. PODÉIS ESCRIBIRME UN PRIVADO PARA MÁS INFO.

Y si no queréis perderos ningún post, podéis suscribiros al blog para que os lleguen al correo. Podeís hacerlo aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *